Argentina simplifica los trámites para la exportación a la UE

En Argentina, el Ministerio de Agroindustria y el SENASA,  han anunciado la simplificación de los trámites obligatorios para el envío de ganado vacuno a sacrificio cuya carne es finalmente destinada a la exportación hacia la Unión Europea.

El ganadero argentino debe enviar los animales al matadero según las exigencias de la legislación europea, tras la tramitación de la documentación del ganado pero ya no será necesaria la figura de un veterinario previo despacho del ganado.

El Ministerio de Agroindustria de la Nación, aseguró que, “desde un primer momento nos comprometimos a hacer trámites más simples y a agilizar los procedimientos para todos los productores”.

Las condiciones epidemiológicas respecto de la fiebre aftosa han evolucionado favorablemente y a ello se suma la aplicación de herramientas tecnológicas de apoyo a la gestión sanitaria oficial lo que permite obtener el registro en tiempo real de los movimientos y las existencias ganaderas.

Desde ahora, la revisión clínica se deberá realizar sólo en el establecimiento de sacrificio, tal como se indica en la normativa de la UE (Reglamento (UE) 810/2010).

Esta modificación permite reducir las tareas de manejo y del tiempo entre la obtención de la documentación de amparo y la salida de los animales del establecimiento dado que facilita las tareas de embarque y acorta los tiempos de encierre de los animales, acorde a las prácticas de bienestar animal.

El ganadero deberá completar la Tarjeta de Registro Individual de Tropa (TRI) con los crotales de identificación aplicadas a esos animales; presentar la correspondiente Declaración Jurada y gestionar el Documento de Tránsito Electrónico (DT-e), en el que debe registrar obligatoriamente la numeración de los precintos con los que se sellará el transporte tras completar su carga en el establecimiento proveedor. La copia de la documentación deberá permanecer archivada por el término de tres años.

La documentación para el despacho de ganado para sacrificio para exportación a la UE puede ser gestionada en la Oficina del SENASA de la jurisdicción del campo proveedor o mediante el sistema de autogestión.

Los precintos pueden ser solicitados en la Oficina del SENASA o ser validados cuando se registran en el Documento de Tránsito Electrónico (DT-e), teniendo como único requisito, estar numerados.